Connect with us

Noticias

Los «taxis privados» de Sevilla llevan a la Fiscalía las últimas agresiones

La Unión Nacional de Autoturismos, que agrupa al sector de vehículos de transporte concertado (VTC), destacó ayer los dos nuevos ataques sufridos por conductores asociados a dicha entidad en Sevilla capital, exponiendo que ha solicitado reuniones con la fiscal jefe, María José Segarra, y el director general de Movilidad de la Junta de Andalucía, Rafael Chacón, para abordar la «guerra promovida contra los vehículos con licencia VTC».

En declaraciones a E.P., Pablo García, vicepresidente segundo de la Unión Nacional de Autoturismos, explicó este lunes que tras el ataque sufrido la madrugada del pasado viernes por un vehículo de alquiler con conductor cuando paraba en la calle León XIII para que se apease su cliente, la madrugada del sábado fueron atacados otros dos vehículos con licencia VTC.

Concretamente, uno de los ataques se habría producido en la glorieta Fuerte Navidad de Kansas City, donde tres personas recién apeadas de un taxi habrían apedreado a un vehículo de alquiler con conductor, incluso alcanzado a este último en la cabeza. Del mismo modo, en la avenida Alcalde Manuel del Valle, otro vehículo con licencia VTC habría sufrido la fractura de sus cristales a cuenta de las pedradas de unos individuos que esperaban al coche, supuestamente ocultos tras un contenedor de basura.

Vista la concatenación de altercados y ataques, Pablo García ha explicado que la Unión Nacional de Autoturismos ha solicitado una reunión con la fiscal jefe de Sevilla, María José Segarra, para pedirle que «tome partido» ante la «guerra» declarada a los vehículos con licencia VTC. Además, la entidad ha solicitado una reunión con el director general de Movilidad de la Consejería de Fomento de la Junta de Andalucía, Rafael Chacón, acerca del «exceso de celo» del Ayuntamiento hispalense con el sector de los VTC, atisbando una desigualdad entre la intensidad de las inspecciones a los VTC y a los taxis tradicionales.

Se mantiene la escalada
Continúa así, en cualquier caso, el repunte que registra la controvertida situación del taxi hispalense. Y es que después de que la empresa de alquiler de coches con conductor Cabify desembarcase en Sevilla el pasado mes de septiembre, los taxistas denuncian supuestas situaciones de «intrusismo» por parte de los conductores de esta y otras empresas con licencia para vehículos de transporte concertado.

Los conductores de Cabify y las demás empresas de esta actividad, de su lado, denuncian sucesivos y repetidos casos de violencia o acoso en su contra, a cuenta de su actividad. Cabe recordar, al respecto, que una investigación de la Policía Nacional se ha saldado con 27 taxistas investigados por presuntas coacciones y amenazas a taxistas y conductores de vehículos con licencia de transporte concertado, en el ámbito del aeropuerto de San Pablo.

Todo ello, en un escenario en el que el sector del taxi está marcado por no pocas voces y alusiones a presuntos cobros abusivos, supuestas situaciones de violencia y el monopolio que un grupo de taxistas habría impuesto para hacerse con el control de la parada del aeropuerto de San Pablo, sujeta a una tarifa única de 22,2 o 24,75 euros.

Frente a ello, el Ayuntamiento dispuso 20 agentes más de la Policía Local para su Servicio Especial de Transporte e Intrusismo (SETI) o asignados a las paradas de taxi del aeropuerto de San Pablo y la estación de trenes de Santa Justa, con la idea de «combatir el intrusismo, las conductas irregulares o los cobros abusivos». Además, Ayuntamiento y aeropuerto acordaron crear un espacio acotado para los «taxis privados» en la terminal.

Fuente: ABC de Sevilla

Continue Reading
To Top

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia. Asumimos que está de acuerdo, sino es así puede abandonar el sitio. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies